10 preguntas para el oficiante de nuestra boda

10 preguntas para el oficiante de nuestra boda

10 preguntas para el oficiante de nuestra boda

Antes de contratar a un proveedor para tu ceremonia, asegúrate de que responde con claridad a estas 10 preguntas. Es mejor tener seguro lo que deseáis que no llevaros sorpresas en el gran día. 

«No hacer estas preguntas es un error que puede arruinar la boda»

Si ya tienes claro quién será vuestro proveedor de ceremonia civil, es importante que le realices las preguntas que aparecen en este post, pero, si todavía no saber quién será el o la definitiva, te recomiendo que te pases antes por el contenido «Cómo elegir a un oficiante».

OPINIONES

«Nos decidimos por Alicia porque nos explicó en la primera reunión un montón de detalles que nunca nadie nos había dicho… y eso que ya habíamos visto a dos proveedores más»

1. Si me caso contigo,¿tiene validez legal?

La mayoría de los oficiantes realizan ceremonias simbólicas, es decir que no tienen validez legal. Actualmente, en España, sólo pueden casar legalmente los Alcaldes, los concejales y los notarios. Este servicio legal a veces se oferta en fincas que tienen acuerdo extraordinarios con ayuntamientos de su localidad con el fin de garantizar un número de clientes al año o por ofertar en sus menús, la opción de que te cases «en vivo» y legalmente. En otras ocasiones, algunos notarios se desplazan a las fincas u hoteles pertinentes y que siempre correspondan a su distrito. Cuidado con aquellos que te ofertan realizar todos los trámites del juzgado o que te garantizan una boda rápida y saltando las listas de espera… ¡Hay cosas imposibles! 

Si incluso sabiendo que no tiene validez legal deseas firmar un documento con un valor emocional, Mi Ceremonia te recomienda que lo hagas en un libro acta matrimonial que incluya todos los detalles de lo ocurrido en la ceremonia. Este libro se puede entregar el día de la ceremonia o después, con las fotos del mismo día. Siempre está realizado a mano, no son plantillas genéricas y se trata de una obra artesana que podrán firmar todos vuestros familiares y testigos.

 

 

2. ¿Qué haces y qué no?

Los oficiantes se dedican exclusivamente a escribir guiones para las ceremonias civiles y coordinarlas el día de la fecha estipulada por contrato. Un maestro de ceremonias puede, además, encargarse de supervisar que tengáis el escenario preparado según vuestros gustos, como por ejemplo con una mesa apropiada, un sillón bonito o una decoración floral, pero estos servicios extras normalmente se coordinan con otros proveedores, como son decoradores de eventos nupciales o floristas. a veces, las fincas suelen incluir unos packs donde ya va un arco de ceremonia, un arreglo floral, el sonido y los asientos de los invitados. Exclusivamente, Mi Ceremonia, se encarga de poner la cartelería de los ‘asientos reservados’, otros detalles de la mesa nupcial (pregunta a Alicia) y, de llevar pies de micrófono por si no tenéis contratados (normalmente se cobran a parte) o un atril para hacer más cómodo el trabajo de los lectores, así como para calmar sus nervios. Por cierto, Alicia da clases de ‘hablar en público’ a todos los familiares que leen en la boda, ¿no te parece increíble?

 

 

 

3. ¿Qué es un Rito Civil y, qué tengo que hacer?

 

En los últimos treinta años, se ha puesto muy de moda realizar ritos civiles al clausurar las ceremonias. Se trata de un acto de confirmación que podría ser equivalente al símbolo de los anillos en épocas pasadas. Antiguamente, cuando no existía o no era alcanzable para la familia entregar anillos, se realizaban otro tipo de actos e intercambios simbólicos en señal de su amor. Así es como en nuestro país se usan las llamadas «Ceremonias de… de las arenas, de la luz, de la rosa, del hilo rojo del destino, del vino, del árbol, del arte..». Pasa por nuestro catálogo oficial de ritos civiles y elige el que más se adapte a vosotros. Como siempre dice Alicia, las ceremonias tienen que ser muy de los novios y de su historia, ellos son los verdaderos autores de sus ritos y pasos en la vida, por tanto, ella siempre os recomienda hacer un rito que «de verdad sea vuestro y no porque esté de moda». Normalmente los oficiantes tienen que formar a la pareja en la ejecución del rito que hayan elegido, en el caso de Mi Ceremonia, recibiréis una formación específica para este momento y os aseguraremos el mejor lugar para comprar los materiales necesarios a no ser que deseéis que seamos nosotros quienes los busquemos. 

 

 

Imprescindible que te confirme

^

4. ¿Tienes un seguro de responsabilidad civil?

Imprescindible que el profesional que realice vuestra ceremonia tenga un seguro que le ampare de sus comentarios y actos durante la boda.

^

5. ¿Me harás factura?

Desde hace un año, es obligatorio que presentes las facturas de todos los proveedores en tu declaración de impuestos anuales. Tiene que facturar.

^

6. ¿Me harás contrato?

Lo ideal es que tengas siempre un contrato que respalde y garantice tu fecha de boda, tu privacidad, el compromiso de lo adquirido y los pagos a realizar.

Si el oficiante es bueno, estará muy demandado y, es probable, que tu fecha no esté disponible, por eso te recomendamos reservar 12 meses antes de la boda. 

Ceremonia en el exclusivo Hotel Me Melia Madrid

7. ¿Cuánto tiempo tiene que durar?

Normalmente se estipula una duración de entre 30 y 45 minutos como máximo. El motivo de esta duración es que el tiempo de la ceremonia tiene una distribución aproximada para que no resulte pesada, aburrida o demasiado larga. Lo que se trata es que la ceremonia sea una introducción a un acto de amor que durará una media de 10 horas, si comenzamos cansando a los invitados recordarán la boda como «una gran barra libre y una ceremonia coñazo». Si por ejemplo coordinas con el maestro de ceremonias que tiene que tener una duración de 40 minutos, es probable que este intente ajustarla a 35 y así, si hay retrasos, llegar a esos 45 que deseabais.

En una ceremonia pueden ocurrir muchas cosas que no estaban previstas, como que el coche de los novios o los invitados llegue tarde, que falte el padrino o la madrina y tengamos que esperar… o, incluso, que un invitado tarde en leer y tengamos que alargar su tiempo.

 

 

8. ¿Qué protocolo vamos a seguir para nuestra boda?

Como dice Alicia, el que se adapte a tu forma de ser y que de verdad quieras hacer pasar a tus amigos y familiares. Muchas parejas deciden entrar con sus respectivos padres del brazo a la ceremonia, que tengan pajes que les precedan o anuncien la entrada de la novia y el novio… Otros, deciden entrar juntos del brazo e incluso hay parejas que prefieren esperar en el altar. Todo es válido si es válido para ti. En las ceremonias simbólicas del S.XXI no hay obligaciones, existe un protocolo de ceremonia civil y está disponible para quien lo desee, pero si deseas adaptarlo, hazlo. 

Igualmente pasaría con la ubicación de la pareja en el altar, así como quién lee primero los votos o entrega los anillos. De la misma forma con las canciones de la entrada, salida o lecturas y así con un sin fin de detalles que siempre tendrás que coordinar con tu maestro de ceremonias.  

 

 

9. ¿Te desplazas por toda España y qué cuesta?

 

Un oficiante de tu localidad, normalmente, incluirá en su precio el desplazamiento en un radio de 30km desde su domicilio. Lo  habitual es que el desplazamiento no esté incluido en el precio de la ceremonia, porque el oficiante tiene que tener un precio cerrado por su trabajo y otro por el desplazamiento al que se destina ya que una vez puede estar a 1 hora de avión y 6 en coche, o a 30 minutos y un billete de tren… En el caso de Mi Ceremonia, cobra a 1€ el kilómetro desde su domicilio fiscal al destino de los novios siempre que sea fuera de Madrid, es decir fuera de Madrid centro, Sierra de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Segovia, Ávila o Gudalajara. 

 

 

10.¿Ayudas a los invitados y los novios con los votos y las lecturas?

En Mi Ceremonia, damos un curso de oratoria personalizado a todas nuestros implicados en las lecturas y los votos.

Pero no es habitual que lo hagan los oficiantes.  Lo normal es que un oficiante hable con los lectores y les de un tiempo para su lectura (entre 1’30» o 3′ por persona), y que les explique cómo debe estructurarse. FIN. Pero, Alicia da clases a cada uno y habla con ellos por teléfono para que superen todos los miedos, para hacer que su lectura sea recordada para siempre. De igual forma, los novios reciben asesoría personalizada en un curso para escribir sus votos matrimoniales. Algo que sólo tendrás con Mi Ceremonia

 

la última pregunta

En Mi Ceremonia, damos un curso de oratoria personalizado a todas nuestros implicados en las lecturas y los votos.

Pero no es habitual que lo hagan los oficiantes.  Lo normal es que un oficiante hable con los lectores y les de un tiempo para su lectura (entre 1’30» o 3′ por persona), y que les explique cómo debe estructurarse. FIN. Pero, Alicia da clases a cada uno y habla con ellos por teléfono para que superen todos los miedos, para hacer que su lectura sea recordada para siempre. De igual forma, los novios reciben asesoría personalizada en un curso para escribir sus votos matrimoniales. Algo que sólo tendrás con Mi Ceremonia. 

Cómo escribir los votos matrimoniales

Cómo escribir los votos matrimoniales

Los votos de la boda son un momento esencial en cualquier ceremonia. Si bien es cierto que no todas las parejas quieren realizarlos, cuando deciden hacerlos, es de lo más esperado por los invitados y la propia pareja. Se trata de su última carta de amor como solteros y no deja de ser un momento personal compartido. 

 

 

«Si no es por su ayuda no termino los votos nunca…»

Escribir tus propios votos no tiene por qué ser una tarea difícil, pero es verdad que muchas veces nos bloqueamos y no sabemos por dónde empezar o cuándo terminar. En Mi Ceremonia te van a dar una guía-curso personalizado para que puedas tener desde secretos de escritura hasta ejemplos muy útiles que te pueden inspirar. 

Si actualmente estás estresado por escribir los votos matrimoniales, hemos reunido algunos de nuestros consejos más útiles para que la inspiración fluya. Sigue leyendo para obtener una guía paso a paso para elaborar los votos perfectos para el gran día.

Seamos honestos, si eres tímido o reservado lo pasarás fatal. 

Después de todo, vuestros votos son esencialmente un recordatorio de lo que se trata esta celebración: hacer un compromiso duradero con el amor de su vida. ¡Es un gran problema, y ​​uno que viene de la mano de mucha presión!

¿Por dónde empezar? Dependerá de cómo te imagines el momento de la entrega de los votos. Aquí influye mucho la visión de la pareja y de vuestras preferencias personales. Podéis optar por escribir y compartir los mismos votos, o trabajar en votos individuales que se comparten ese día a modo sorpresa.

Antes de poner el lápiz sobre el papel, es posible que quieras considerar los pros y los contras de cada opción para tomar una decisión que te parezca adecuada.

Es mejor sentarse con tu pareja y hablar sobre ambas opciones para determinar qué enfoque será el más adecuado. A veces queréis escribir unos votos con una duración determinada, que terminen en pregunta o que sea el maestro de ceremonias quien ponga la guinda al pastel. 

 

 

Puede que queráis una boda ante 800 invitados y no os veáis haciendo unos votos demasiado personales o que hablen de vuestra intimidad.  Sean serios o divertidos, todo es posible si los dos estáis de acuerdo en cómo serán… ¡No querrás derramar tu discurso romántico y que tu pareja haga algo divertido!

Por ejemplo podéis seguir los dos una misma estructura, sería algo así: 

> Podemos comenzar hablando de …

  • Vuestra primera impresión al conoceros
  • 3 rasgos que amas de él o de ella
  • 3 promesas de compromiso
  • Algo que esperas en el futuro hacer o cumplir con él o ella

> Si queréis que sea más molón todavía, podéis acordar como arrancarían las frases… 

  • Cuando nos conocimos…
  • Amo tu forma de …
  • Nunca olvidaré…
  • Prometo siempre …
  • No puedo esperar a …

> Entonces, tienen que terminar igual, o cerramos los votos preguntando lo mismo o lo hace el oficiante… Pero el ‘Sí, quiero’, tiene que ser pronunciado antes de entregar los anillos. 

^

Breves

Que sean de media página a ordenador tamaño 16 o bien, a mano del tamaño de la tarjeta que Mi Ceremonia os ha regalado.

^

IMAGEN

No puedes llevar folios de colores, hojas de cuadritos ni nada manchado por café. Lo normal es que los votos los lleves en el bolsillo en el caso de ellos y que sea el padrino quien los entregue a la novia. 

^

COMPROMISO

Si vas a hacer votos, hazlos desde el corazón. No hagas un copie+paste de Internet. Es una muestra de respeto y cariño hacia tu prometida o prometido, hazlo bien… Ah, y no olvides enviar la copia al oficiante por si la extravías o tienes que resolver dudas.

así será

Lo que pasará el día de la ceremonia

Llegará el momento de la entrega de los anillos y con él se leerán los votos. A veces comienza antes la novia y otras el novio, depende de la pareja.

Os colocaréis junto al oficiante frente a frente y compartiréis en ese momento vuestras palabras. 

Si has quedado contento con el proceso realizado con el o la oficiante, siempre se agradecerá que le envíes alguna fotografía de la ceremonia, un vídeo o una opinión extensa en sus redes sociales porque de esta forma otros novios pueden compartir contigo su profesionalidad.

Cómo casarse por lo civil en España

Cómo casarse por lo civil en España

Casarse por lo civil en España

Contraer matrimonio civil requiere de una acreditación previa que se obtiene mediante la tramitación de un expediente conforme a la legislación del Registro Civil. Esta acreditación, asegura que la pareja reúne los requisitos de capacidad establecidos por la ley y de que no concurre en ningún impedimento establecido en el Código Civil.

 

 

(más…)

El papel de los pajes en la ceremonia civil

El papel de los pajes en la ceremonia civil

El papel de los pajes en la ceremonia civil

Conocer el origen y evolución de los votos matrimoniales te hará comprender mejor el por qué son tan importantes en una ceremonia civil o religiosa. Si estás pensando en contraer matrimonio por lo civil, entenderás que tienen un peso muy importante en el acto matrimonial. 

 

 

El papel de los pajes en la ceremonia civil

Conocer el origen y evolución de los votos matrimoniales te hará comprender mejor el por qué son tan importantes en una ceremonia civil o religiosa. Si estás pensando en contraer matrimonio por lo civil, entenderás que tienen un peso muy importante en el acto matrimonial. 

 

 

«Los niños son ayudantes de la pareja durante la ceremonia»

 

Los niños pequeños y los no tan pequeños. Los papeles de la boda

 

¡Sorpresa, queremos que nuestros hijos lleven los anillos o suelten pétalos en la entrada! ¡Es una maravillosa idea pero cuidado, los niños son todavía pequeños y tienes que prestar atención a sus emociones!

 

En ocasiones puede que los niños no compartan la emoción que vosotros tenéis por la boda. A menudo, sólo se sienten importantes los niños que ya son algo mayores y tienen conciencia de la responsabilidad que supone. Por lo general, dar a los niños un papel importante en la ceremonia se convierte en un deber más que un placer. Es mejor darle a un niño un solo papel activo y no varios (o anillos o pétalos) y también deben mencionarse en la ceremonia al principio o llegado el momento para que se sientan protagonistas al completo.

 

Con los adolescentes, se debe tener cuidado de no darles papeles que les puedan hacer sentir ridículos o demasiado protagonistas si son tímidos, porque puede ocasionarles conflictos internos. Desde Mi Ceremonia consideramos que si además tenemos más de un hijo lo ideal es  que los niños escuchen sus nombres mencionados en la ceremonia, (sin excepciones). Mencionar el nombre de un niño durante la boda asegura que son una parte importante de la ocasión y tener un estatuto especial en comparación con otros invitados y otros miembros de la familia que asisten.  

 

 

 

Es en este momento especial cuando los niños necesitan sentirse importantes para sus padres. Recordar que  con esta ceremonia está naciendo una nueva familia. Esto es especialmente importante para los adolescentes. Cuando los niños entran en el matrimonio, es oportuno mencionar en la ceremonia que no sólo es un matrimonio que se está formando, sino también una familia – y luego nombrar a cada niño-.

 

Para los niños más pequeños, por lo general la simple tarea de la celebración de los anillos o bouquet es suficiente para lograr un sentido de participación. Para los adolescentes, el papel puede ser tan simple como ponerse de pie con la pareja, la reproducción del CD de la boda, o incluso sólo que les hagan fotografías durante la ceremonia, sería genial. 

 

 

 

Los hijos mayores

 

Los niños deseosos de participar en la ceremonia de la boda puede ser damas de honor y acomodadores, así como asistentes de honor (el nuevo término unisex para la dama de honor); los papeles que pueden desempeñar ya no son limitados .. Un hijo de once años de edad, puede ser el mejor acompañante (antes honor de caballero) del novio. Una niña de nueve años de edad, puede ser una dama de honor. El hijo de la novia puede ser su «asistente de honor», o incluso puedes montar una fiesta sólo para vuestros hijos y el matrimonio en privado, dotando de importancia a este momento de unidad. 

 

En términos generales, los floristas y los portadores del anillo son entre tres y siete años de edad. Por supuesto, cuanto más pequeños son, más impredecible su comportamiento será. Si el niño tiene la edad suficiente para caminar por el pasillo y ser relativamente buen comportamiento a lo largo de lo que aparecerá a él para ser un tiempo relativamente largo, a continuación, tenga la edad suficiente. Realmente depende de la personalidad del niño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«Los niños son ayudantes de la pareja durante la ceremonia»

Los niños pequeños y los no tan pequeños. Los papeles de la boda

¡Sorpresa, queremos que nuestros hijos lleven los anillos o suelten pétalos en la entrada! ¡Es una maravillosa idea pero cuidado, los niños son todavía pequeños y tienes que prestar atención a sus emociones!

En ocasiones puede que los niños no compartan la emoción que vosotros tenéis por la boda. A menudo, sólo se sienten importantes los niños que ya son algo mayores y tienen conciencia de la responsabilidad que supone. Por lo general, dar a los niños un papel importante en la ceremonia se convierte en un deber más que un placer. Es mejor darle a un niño un solo papel activo y no varios (o anillos o pétalos) y también deben mencionarse en la ceremonia al principio o llegado el momento para que se sientan protagonistas al completo.

Con los adolescentes, se debe tener cuidado de no darles papeles que les puedan hacer sentir ridículos o demasiado protagonistas si son tímidos, porque puede ocasionarles conflictos internos. Desde Mi Ceremonia consideramos que si además tenemos más de un hijo lo ideal es  que los niños escuchen sus nombres mencionados en la ceremonia, (sin excepciones). Mencionar el nombre de un niño durante la boda asegura que son una parte importante de la ocasión y tener un estatuto especial en comparación con otros invitados y otros miembros de la familia que asisten.  

 

 

Es en este momento especial cuando los niños necesitan sentirse importantes para sus padres. Recordar que  con esta ceremonia está naciendo una nueva familia. Esto es especialmente importante para los adolescentes. Cuando los niños entran en el matrimonio, es oportuno mencionar en la ceremonia que no sólo es un matrimonio que se está formando, sino también una familia – y luego nombrar a cada niño-.

Para los niños más pequeños, por lo general la simple tarea de la celebración de los anillos o bouquet es suficiente para lograr un sentido de participación. Para los adolescentes, el papel puede ser tan simple como ponerse de pie con la pareja, la reproducción del CD de la boda, o incluso sólo que les hagan fotografías durante la ceremonia, sería genial. 

 

LOS NIÑOS EN LA CEREMONIA

La pareja es la encargada de elegir a los pajes. Normalmente se llega a la decisión de que sean los sobrinos de la pareja o sus primos. Por lo general son niños entre 3 y 10 años. Si son menores de 3 años se pueden despistar y no hacer bien su papel y dificultar la entrada en la ceremonia.  

LOS NIÑOS EN LA CEREMONIA

La pareja es la encargada de elegir a los pajes. Normalmente se llega a la decisión de que sean los sobrinos de la pareja o sus primos. Por lo general son niños entre 3 y 10 años. Si son menores de 3 años se pueden despistar y no hacer bien su papel y dificultar la entrada en la ceremonia.  

Los hijos mayores.

 

Los niños deseosos de participar en la ceremonia de la boda puede ser damas de honor y acomodadores, así como asistentes de honor (el nuevo término unisex para la dama de honor); los papeles que pueden desempeñar ya no son limitados .. Un hijo de once años de edad, puede ser el mejor acompañante (antes honor de caballero) del novio. Una niña de nueve años de edad, puede ser una dama de honor. El hijo de la novia puede ser su «asistente de honor», o incluso puedes montar una fiesta sólo para vuestros hijos y el matrimonio en privado, dotando de importancia a este momento de unidad. 

En términos generales, los floristas y los portadores del anillo son entre tres y siete años de edad. Por supuesto, cuanto más pequeños son, más impredecible su comportamiento será. Si el niño tiene la edad suficiente para caminar por el pasillo y ser relativamente buen comportamiento a lo largo de lo que aparecerá a él para ser un tiempo relativamente largo, a continuación, tenga la edad suficiente. Realmente depende de la personalidad del niño.

 

 

 

Los hijos mayores

Los niños deseosos de participar en la ceremonia de la boda puede ser damas de honor y acomodadores, así como asistentes de honor (el nuevo término unisex para la dama de honor); los papeles que pueden desempeñar ya no son limitados .. Un hijo de once años de edad, puede ser el mejor acompañante (antes honor de caballero) del novio. Una niña de nueve años de edad, puede ser una dama de honor. El hijo de la novia puede ser su «asistente de honor», o incluso puedes montar una fiesta sólo para vuestros hijos y el matrimonio en privado, dotando de importancia a este momento de unidad. 

En términos generales, los floristas y los portadores del anillo son entre tres y siete años de edad. Por supuesto, cuanto más pequeños son, más impredecible su comportamiento será. Si el niño tiene la edad suficiente para caminar por el pasillo y ser relativamente buen comportamiento a lo largo de lo que aparecerá a él para ser un tiempo relativamente largo, a continuación, tenga la edad suficiente. Realmente depende de la personalidad del niño.

 

 

Máximo 6 pajes

Características de unos buenos votos

^

SINCEROS

Lo normal es que te cases con quien amas, por consiguiente, no te será difícil escribir unas diez líneas o menos, sobre tus sentimientos. Es bueno que te inspires en nuestra guía por si no saber por donde empezar.

^

BIEN COMUNICADOS

El único secreto de hablar bien en público es que se practica todo antes. Y, por supuesto, no se deja nada a la improvisación. Trata de mirar a los ojos y todo saldrá como imaginas. 

^

BREVES

No escribas cuatro hojas, tampoco te quedes con un sencillo «Te quiero», este día es para transmitir y prometer, pero tampoco para escribir unas memorias. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

^

SINCEROS

Lo normal es que te cases con quien amas, por consiguiente, no te será difícil escribir unas diez líneas o menos, sobre tus sentimientos. Es bueno que te inspires en nuestra guía por si no saber por donde empezar.

^

BIEN COMUNICADOS

El único secreto de hablar bien en público es que se practica todo antes. Y, por supuesto, no se deja nada a la improvisación. Trata de mirar a los ojos y todo saldrá como imaginas. 

^

BREVES

No escribas cuatro hojas, tampoco te quedes con un sencillo «Te quiero», este día es para transmitir y prometer, pero tampoco para escribir unas memorias. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

× Escríbeme