Todas tenemos dudas ante el día de nuestra boda, pero estas aumentan el doble si nuestra madre es “algo histérica”, o por el contrario, “algo dejada”.

Presta atención  a esta lista de consejos que te facilitamos para que el día de la boda todo sea perfecto con tu madre:

 

 

  • Prohibido que hable con su suegra sobre la boda y antes de la boda.  Si hacen eso, querrán conquistar cada territorio al más puro estilo batalla medieval.
  • Lo máximo que debes saber una suegra de la otra es  el color del vestido, para que no coincidan. Sin detalles, sin fotos, sin ejemplos….Si quieres que haya paz, guarda los detalles bajo tierra. 
  • No asumas que tu madre sólo se siente cómoda en un vestido, un traje pantalón es una gran opción, elegante y femenina.
  • Sí,  no pasa nada si quiere ir de negro, pero que no olvide un detalle: meter un encaje de flores en los hombros, en la cadena o en el tocado.
  • No, no es necesario gastarse más de 80€. Por ese dinero tienes la opción de estar vestida al completo, zapatos, bolso, tocado y vestido.
  • No la dejes llevar un vestido de hace diez años.
  • No la presiones para que use una pamela. Hay algunas alternativas frescas, tales como un detalle floral o un broche, no todo el mundo puede ni sabe llevar una pamela.
  • No permitas que tu madre se vaya a arreglar el pelo el  mismo día de la boda. Se recomienda que  se tiña días antes (en caso de) y esa mañana peinarse a raíz del tocado o pamela. Nunca separados.
  • No, dramas. Recuerda a tu madre que ese día no hay opción de dramas, de hablar con enemigos ni de discutir con tu padre.
  • No, no se invita a todo el mundo que ella quiera por “compromiso”, es tu boda y tú , con tu pareja, decides qué y quién.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies